Saltar la navegación

Cambio climático

El clima de la Tierra es naturalmente cambiante desde sus orígenes, influyendo factores astronómicos, atmosféricos, geográficos, etc.

Desde el siglo XIX, y tras la Revolución Industrial, las actividades humanas han contribuido a acelerar el cambio en el clima, debido entre otras cosas, al aumento de emisiones de gases procedentes de la quema de combustibles fósiles. Estas emisiones intensifican el efecto invernadero, desequilibrando el balance energético global y forzando un calentamiento (aumento de las temperaturas). 

El Protocolo de Kioto establece que los gases de efecto invernadero son: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y los hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6).

Por ejemplo, desde el año 1990 hasta 2014 las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en España se incrementaron en un 15 %. Este incremento no fue progresivo, ya que tuvo un pico en 2007 y disminuyó hasta 2013, en gran parte, a causa de la crisis en la actividad económica, repuntando posteriormente.

Gráfico de emisión bruta de gases de efecto invernadero (kt CO2-eq), por actividades
© Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Emisión bruta de gases de efecto invernadero (kt CO2-eq), por actividades. Figura 2.3.1. del Informe de Inventario Nacional de GEI 1990-2020 (Edición 2022) (CC BY 4.0)

A continuación se muestra el mapa de emisión de gases efecto invernadero a la atmósfera (Kt/año) 2020. Navegamos por el mapa para consultar la información asociada. Podemos cambiar el año de los datos a 2014 para ver las diferencias en el tiempo.

Atlas Nacional de España (ANE)Mapa de emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera (Kt/año) (kt/año) (CC BY 4.0 ign.es, participantes y fuentes de datos)

Además de la modificación en las variables climáticas (temperaturas, precipitaciones, etc.), los cambios en el clima se manifiestan en la alteración de la circulación atmosférica y el nivel del mar, el desarrollo de fenómenos meteorológicos extremos, la desaparición progresiva de los hielos terrestres, la modificación de los ecosistemas, etc.

Por todo ello, el cambio climático global es considerado el principal problema ambiental al que se enfrenta la humanidad en el presente siglo.

España, por su situación y características geográficas, puede verse afectada de manera significativa. Por ejemplo, los modelos climáticos (ver Proyecciones climáticas para el siglo XXI de la AEMET) muestran una tendencia a una disminución de las precipitaciones, que podrían ser menos frecuentes pero más intensas.

Imagen de Precipitación: Anual. Cambio de la precipitación. España peninsular
© AEMETPrecipitación: Anual. Cambio de la precipitación. España peninsular (Licencia AEMET)

En definitiva, se trata de un gran reto que sólo será posible abordar si se implican todos los actores sociales (gobiernos, empresas, consumidores, etc.). Actualmente, contamos con marcos y acuerdos globales como guía para la lucha contra el cambio climático, como son el Objetivo 13 de Desarrollo Sostenible, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París (en vigor desde noviembre de 2016), entre otros.

Icono de reflexionamos Reflexionamos

  • ¿Cómo afecta el cambio climático a España? ¿y cómo podría afectar a la localidad donde vivimos?
  • ¿Qué podríamos hacer para reducir sus efectos?
  • ¿Cuáles son algunos de los riesgos naturales de origen climático que afectan al conjunto del territorio español? Citamos algún ejemplo.

Sucesión habitual de los estados atmosféricos o tipos de tiempo en un lugar o región determinada durante un periodo temporal amplio. Supone un análisis estadístico de distintas variables atmosféricas (temperaturas y precipitación, entre otras) recopiladas durante periodos de al menos 30 años. La climatología es la ciencia que estudia el clima.

Subida de la temperatura de la atmósfera por la concentración de gases como el dióxido de carbono o el metano, que actúan como el cristal de un invernadero al dejar pasar la radiación solar y retener parte del calor irradiado por la superficie terrestre. Es un fenómeno natural, sin el que la vida sobre la tierra no sería posible tal y como la conocemos, pues sin él la temperatura media de la superficie sería de –18ºC. Tras la Revolución Industrial, la quema de combustibles fósiles y las emisiones de ciertas industrias han aumentado la cantidad de los gases de efecto invernadero, incrementándose la cantidad de calor retenida y ocasionando una subida de las temperaturas (calentamiento global) que está en la base del cambio climático.

Probabilidad de que se produzcan daños a las personas o a sus bienes debidos a un fenómeno natural peligroso. Según su origen se distinguen los de origen climático y los de origen geológico. Inundaciones, terremotos y movimientos de ladera son algunos de los más graves y frecuentes en España.

Acuerdo internacional impulsado por la ONU en 1997 que pretende reducir la emisión de gases con efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y los gases industriales fluorados). Para ello contempla instrumentos como los créditos de carbono. Su puesta en marcha fue muy complicada puesto que no entró en vigor hasta 2005, momento en que lo ratificó Rusia (algo que nunca ha hecho EE. UU., el mayor emisor de estos gases). No es vinculante para los países firmantes.

Instituto Geográfico Nacional Asociación Española de Geografía Grupo de Trabajo Didáctica de la Geografía de la AGE Instituto Interuniversitario de Geografía. UA Atlas Didáctico del IGN

Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional (CC BY 4.0) © Instituto Geográfico Nacional Atlas Didáctico del IGN Síguenos en: Facebook Twitter Instagram Pinterest Youtube RSS